Ayer leí en un periódico la última moda neoyorquina que causa furor: el donut bañado de oro. No es más que un donut con un baño de oro relleno de champán y mermelada al módico precio de 91 euros.

Para ser un capricho culinario su precio no es apto para todos los bolsillos. Y lo hacen por encargo, y pese a eso, se agota.

Y si queremos ver las propiedades nutricionales...512 calorías!

Tras los atracones navideños, ya estamos cuidando nuestra alimentación para llegar al verano con un cuerpo saludable. Y este donut no es precisamente lo más adecuado para la operación biquini.

Sabemos que el oro se utiliza en alta cocina desde hace tiempo. Pero griegos y romanos ya lo usaban en sus preparaciones culinarias.
Aunque no está muy demostrado el oro tiene  propiedades:

  1. Elimina toxinas
  2. Retarda el envejecimiento de la piel
  3. Sabor neutro
Pero el donut tambien lleva el 25% de grasas, y la mitad son grasas saturadas.Y si comemos muchas grasas saturadas nos sube el colesterol.

Entonces, puedo comerme un donut?
 
Claro que puedes, pero no todos los días. De vez en cuando puedes comerte algo de bollería.Y es recomendable hacer deporte, que te ayudará a sentirte mejor y a quemar con más facilidad la grasa acumulada.